13 tips para para tu cocina

Con la llegada de Internet tenemos muy fácil el acceso a un montón de objetos para comprar, y nos llegan a casa con un solo clic. Muchas veces al día siguiente de pedirlos, esto es una auténtica revolución.

El problema es que también tenemos una exposición constante a publicidad de un montón de marcas que nos intentan vender sus productos. Algunos son interesantes, otros nos durarían uno o dos usos y acabarán en el armario acumulando telarañas.

Es por eso que hay que saber elegir a qué estímulo publicitario hacerle caso, en qué momento es mejor comprar el producto o no, al igual que dónde hacerlo.

Desde En casa lo mejor hemos pensado unos cuantos tips para saber elegir a la hora de comprar productos para la cocina, aunque pueden ser aplicables a casi todas las cosas que compramos en nuestra vida.

Allá van.

De dónde nos llega la publicidad

No es nada nuevo decir que si nos ha llegado un correo que tiene una dirección un poco extraña, y que nos dice que hemos ganado no se cuántos mil euros, un sorteo de Amazon o 1 Bitcoin pero tenemos que pagar para recibirlo… Hay que huir.

1- Ese tipo de Spam es la estafa más antigua de Internet, y aunque hay algunas que las hacen un poco mejor, se ve a la legua las intenciones.

2- Otro tipo de publicidad, que a veces asusta un poco, es la que hay cuando estás hablando con alguien de un producto, o lo buscas en Google o lo mencionas en una red social, y al poco tiempo te aparece una publicidad de Facebook o Instagram de ese mismo producto.

Las primeras veces puedes pensar que es casualidad, y que has tenido suerte por encontrar algo que justo estabas buscando, pero no es así.

Pero, ni has tenido suerte, ni has encontrado lo que estabas buscando. Lo que ocurre es esas empresas, por ejemplo Bosch para electrodomésticos, paga una parte de su presupuesto de marketing a Facebook o Instagram, porque saben que su forma de hacer publicidad es muy directa, mucho más que poner un cartel en una parada de autobús o un anuncio en televisión.

Esto es así porque al permitir ciertas cookies, le estamos dando permiso a Facebook para personalizarnos la publicidad, es decir, que la aplicación monitoriza nuestros intereses, y en función de lo que cree que nos gusta, que lo comprueba según lo que buscamos, o hablamos (ya que el micrófono es otra cookie que permitimos), nos ofrece unos productos u otros.

Así que la próxima vez que nos salga un anuncio en las stories de Instagram o en Facebook, debemos pensar si realmente lo queremos comprar en esa página o nos metemos sólo porque nos lo ha enseñado la aplicación.

Cómo elegir el mejor producto

Después de haber sido conscientes de que hemos recibido la publicidad porque la empresa quieren vendernos el producto, no por ayudarnos a nosotros, tenemos que valorar cómo elegir el mejor producto para satisfacer nuestra necesidad.

3- La primera forma es meternos en la página web que nos ha enviado la publicidad, ver los productos que tiene y si nos gusta uno comprarlo.

No es la ideal, pero es la más rápida, y en el caso de que sea un producto que no requiera mucho análisis, puede ser la decisión más inteligente.

En el caso de que queramos comprar un producto que requiera valorar de forma más profunda, hay que tener en cuenta las marcas competidoras.

4- Para eso podemos meternos en las páginas web de las principales marcas, apuntar el modelo que más nos gusta de cada una y entre ellas elegir el que más nos conviene.

Esta tarea es una buena idea si tienes tiempo, ya que eliges en función a toda la información disponible y tú mismo seleccionas el que mejor te viene. Aunque a veces es imposible acceder a todo, porque no hay tiempo, o hay marcas que son más difíciles acceder.

5- Una solución a eso es meternos en blogs, como este, para aprender las características principales de algunos productos, con lo que dejamos que otra persona haya hecho el trabajo de búsqueda y selección por nosotros, y únicamente tenemos que destinar un poco de tiempo a leer y elegir la que más nos guste.

6- Además de eso, podemos ir a páginas como Amazon, poner el nombre del producto que queremos comprar, por ejemplo «freidora sin aceite» y ordenar por «más vendidos«, ya que por lo general entre las más diez más vendidas estarán dos o tres que puedan ser ideales para nosotros.

Importante no confundir la más vendida con la mejor, ya que para cada persona puede ser totalmente diferente, en función del precio, las características o las funciones, como es lógico.

7- También podemos ir al producto, buscar entre las valoraciones de los usuarios que han comprado el producto, ya que por lo general son los que mejores opiniones van a tener, sobre todo malas.

La marca que te quiere vender el producto no va a poner opiniones malas sobre él, pero una persona que ha pagado por él y por lo que sea no le ha salido bueno, no va a dudar en poner todas las cosas malas que tiene, así que suele ser una fuente interesante de información.

Cuándo comprarlo

Este apartado puede parecer un poco obvio, pero no es así. Es cierto que si se nos ha roto e lavavajillas el mejor, y el único momento para comprarlo es lo antes posible, ya que lo necesitamos.

Pero hay ocasiones en las que merece la pena esperar un poco para poder hacer una mejor compra. Imaginemos que se nos ha roto el lavavajillas el quince de noviembre, podemos comprarlo el mismo día quince, o esperarnos unos días a que llegue el Black Friday o el Cyber Monday porque va a haber decenas de marcas que van a vender los lavavajillas con un diez, un veinte o un treinta por ciento de descuento, y nos merecerá la pena la espera.

Cuanto más caro o menos imprescindible sea el producto, más importante es buscar los días estratégicos.

Algunos días estratégicos a parte del Black Friday en noviembre pueden ser:

8- Los días sin IVA de MediaMarkt, que no suelen tener una fecha exacta en el año, pero dos o tres veces al año tenemos alrededor de una semana en los que los productos tienen un jugoso descuento. Normalmente sobre el 20%.

9- El límite 48 h de El Corte Inglés: más de lo mismo, no suelen tener una fecha exacta todos los años, aunque suelen hacerlo varias veces, así que si por casualidad necesitas algo, y están anunciando esta promoción, es bueno echarle un ojo.

10- El 11 del 11 de Aliexpress: esta promoción está cogiendo mucha fuerza, porque Aliexpress está incluyendo mucha publicidad en televisiones y medios tradicionales. Este día todos los productos tienen descuentos muy jugosos, así que si necesitas algún producto de cocina y es noviembre, puede ser una buena idea esperar a ese día. Es importante mirar los precios los días de antes, porque alguna vez se da la situación que suben los precios los días anteriores, y los bajan para el 11, pero al final pagas más o menos lo mismo que sin el descuento. Hay aplicaciones como esta que hacen ese trabajo por ti.

12- Las rebajas de después de reyes y de julio: Aunque suelen destacar más por la ropa que por electrodomésticos o productos de cocina, hay muchas marcas que ofrecen descuentos en estas fechas, así que hay que tenerlas también en cuenta.

13- Por último, y sí por eso menos importante, ya que las rebajas suelen ser menores, hay que prestar un poco de atención a fechas como el día del padre o de la madre, la vuelta al cole o San Valentín, ya que, si tenemos suerte, podemos ahorrarnos un pellizco por tener un poco de paciencia.

Estos son algunos aspectos para tener en cuenta al comprar los productos de cocina, aunque también se pueden tener en cuenta para comprar cualquier cosa en 2021.

¿Qué trucos utilizas tú? ¿Alguno que hayas descubierto es imprescindible para ti?